Cirugía de Revascularización Arterial Periférica

Otros Procedimientos

Visita Nuestra Tienda

La enfermedad arterial (obstructiva) periférica afecta a uno de cada cinco personas mayores de 65 años. Esta enfermedad obstruye -a través de la aterosclerosis- el flujo sanguíneo de las arterias, con mayor frecuencia, de la pierna, produciendo fatiga y dolor, y en casos extremos úlceras con el riesgo de pérdida del miembro afectado. Los principales factores de riesgo son la diabetes, hipertensión arterial, el tabaquismo y la dislipidemia, entre otros.

El diagnóstico se realiza a través de Eco-Doppler color arterial de los miembros inferiores. El tratamiento incluye el control de los factores de riesgo, ejercicios y terapia de compresión, medicamentos, y en los casos severos o con riesgo de pérdida de miembro: la cirugía de revascularización, también llamado Bypass.

La cirugía de revascularización (Bypass) está indicada para tratar los casos severos y en los que exista riesgo de pérdida de miembro (úlcera, isquemia, gangrena). La cirugía consiste en “bypasear” la obstrucción, recuperando el flujo arterial.

CREACION DE FISTULA ARTERIOVENOSA

Los pacientes con enfermedad renal crónica en estadio avanzado requieren hemodiálisis a través de un acceso vascular, y para no lastimar los accesos venosos centrales, requieren la creación de una fístula arteriovenosa o fístula AV, que se crea uniendo una arteria y una vena debajo de la piel del brazo. Cuando se unen la arteria y la vena, la presión dentro de la vena aumenta, fortaleciendo las paredes de la vena y dando mayor flujo de sangre.

  • Esto permite una diálisis adecuada proporcionando un flujo sanguíneo adecuado.
  • Ser un acceso seguro y repetido sobre el sistema vascular del paciente.
  • Tener la mayor permeabilidad en el tiempo y la menor tasa de complicaciones posibles.